Higiene visual

 

La higiene visual es un guía de cómo cuidar ciertos factores que pueden repercutir de forma negativa a la visión, para ello es necesario seguir una serie de pautas que mejoraran la calidad visual y disminuirán los síntomas de vista cansada.
Consejos a poner en práctica para una correcta higiene visual:


1.    Permanecer sentado con una postura apropiada, manteniendo una correcta posición del cuerpo, espalda recta y formando un ángulo de 90 grados con tus piernas apoyadas en el suelo y regulada en altura. Es muy importante que el mobiliario este adaptado a los niños.


2.    La iluminación debe ser cómoda, es decir no debe deslumbrar ni reflejar la zona del campo visual, se recomienda una luz de techo y otra de escritorio más potente, si es posible la luz natural mejor.


3.    La temperatura del ambiente es muy importante, de tal forma que se deben evitar espacios muy cálidos o muy fríos, mantener un ambiente aireado y en la medida de lo posible próximo a un espacio abierto o ventana.


4.    Descansar de la vista cada 20 minutos, dirigiendo la vista a objetos lejanos.


5.    Mantener una distancia apropiada a la hora de trabajar con la vista, se recomienda usar la medida de Harmon ( alrededor de 40 cm, distancia del codo a la primera falange del corazón)


6.    Una alimentación equilibrada que contenga alimentos ricos en vitamina A.


7.    Parpadear con frecuencia, para mejorar la irrigación de los tejidos corneales y relajar la visión.


8.    Evitar la visión tipo túnel en ciertas actividades como conducir y hacer uso de la visión periférica.


9.    Realizar una actividad al aire libre para relajar la visión cercana y utilizar la visión lejana.


10.    Estudio de la salud visual, si presentas síntomas como vista cansada, dolor de cabeza, visión borrosa, ojo seco entre otros, son indicativos de realizar una consulta a tus profesionales de confianza.