El mundo animal está plagado de curiosidades de todo tipo, pero hoy nos queremos centrar en aquellas que afectan a la visión de los animales, ¡ya que los ojos son nuestra especialidad!

 

1- Aguila

Cabeza de águila mirando al infinito.

 

Desde hace mucho tiempo se utiliza la expresión "tienes una vista de águila" para referirse a que ves extraordinariamente bien y desde una distancia considerable. Esto se debe a que las águilas, debido a su método de caza, han desarrollado una visión increíble que hace posible que puedan volar a una gran altura y percibir a su presa desde ahí. Realizando una comparativa humana, tener la misma vista que un águila sería poder observar a una hormiga a 10 pisos de altura. Increíble, ¿verdad?, pues a esto hay que sumarle que pueden girar su cabeza lo suficiente para crear una visión de 270º.



2- Araña saltarina

"Preciosa" cara de una araña saltarina


Hablando de visión periférica, la araña saltarina se lleva la palma, ya que posee ocho ojos alrededor de su cabeza que le permite una visión de 360º. Este tipo de visión es ideal para su sistema de caza, ya que se abalanzan sobre su presa de un salto, por lo que es importante tener una buena percepción de tu entorno. Además, tienen un sistema de capas oculares como si fuesen gafas de cine en 3D, una roja y otra verde, que les permiten crear imágenes en 3D.

 

 

3- Búho

Ojos de un búho


Si hay algo característico en un búho, son sus ojos, y es que poseen un gran tamaño en comparación a su cabeza. Una particularidad de los búhos, es que no pueden mover los ojos dentro de sus orbitas, ya que se encuentran fijos, por lo que, para ver a su alrededor, han de girar completamente la cabeza en la dirección en la que quieren. Además, los búhos sufren hipermetropía, por lo que no pueden ver con claridad aquellos objetos que se encuentran cerca de sus ojos

 

 

4- Murciélago

Cara de un murciélago 


La particularidad del murciélago es que, precisamente, ¡es ciego!, por lo que no dispone de visión. Debido a que los murciélagos viven de noche, o en cuevas oscuras, no acaba resultando muy útil disponer de vista, por lo que han desarrollado un mecanismo de ultrasonidos que les permite percibir los sonidos emitidos por su boca con una excelente calidad por sus oídos, sabiendo a que distancia se encuentra el objeto y así no colisionar con él, o cazarlo.

 

 

5- Macropinna microstoma

 

Pez de las profundidades

 

Este extraño animal que habita en las profundidades marítimas se caracteriza porque los dos bultos que veis en su cara no son los ojos, si no que estos se encuentran en el interior de su cabeza (las esferas verdes). Su cabeza es transparente, por lo que puede ver a través de ella sin inconveniente, además, su cabeza actúa de capa protectora para sus ojos. El hecho de tener sus ojos en el interior de la cabeza le permite aumentar su rango de visión, algo importante para defenderse de los depredadores marinos.