Las nuevas tecnologías están creciendo a un ritmo desorbitado, tal es el caso que, desde muy pequeños, los niños manejan tablets, smartphones u ordenadores como si nacieran ya sabiendo cómo funcionan. Es impresionante la adaptabilidad y manejo de estos dispositivos en niños pequeños.

No solo los niños pequeños están conectados siempre que pueden, sino también los jóvenes y adultos, todos se han habituado a utilizar en su vida diaria las nuevas tecnologías y se adaptan mejor a las que están aún por llegar.

Esto, con el paso del tiempo y su uso, genera fatiga visual, cansancio, dolores de cabeza e incluso malestar general.

Estos síntomas, se suelen dar más en personas jóvenes, ya que son los que más tiempo pasan pegados a la pantalla. Algunos, incluso, estudian en smartphones o directamente en la pantalla del ordenador, de manera que agravan la fatiga visual, llegando a generar estrés si pasan mucho tiempo en frente de diversas pantallas.

Para prevenir estos síntomas, los expertos recomiendan graduarse la vista un mínimo, de una vez al año, y usar gafas graduadas a nuestra visión, ya que así podremos prevenir o reducir el malestar y fatiga visual.

También se recomienda usar protectores de pantallas homologados, ya que existen muchos protectores de pantalla, desde algunos que reducen el brillo del dispositivo, hasta algunos que hacen las funciones de gafas de vista.