Chica embarazada con un móvil

Hay tantísimos tipos de personas como tipos de gafas, y no sólo eso, sino que también hay tantos rostros diferentes como estilos que pueden pegar con dicho rostro.

En general, los rostros se pueden dividir en 6 tipos: cuadrado, ovalado, redondo, alargado, diamante y triángulo. Dependiendo del tipo de rostro que tengas tendrás ciertas ventajas al usar un tipo de gafas u otras, ya que podrás maximizar y equilibrar tus facciones resaltando aquellos puntos fuertes de tu rostro.

Antes de nada, vamos a hablar sobre de los tipos de rostro y como suelen ser.

-    Rostro cuadrado: normalmente la medida de la mandíbula se alinea con la de la frente, haciendo así unos rasgos muy marcados.
-    Rostro ovalado: suele ser alargado, pero con facciones redondeadas, creando un equilibrio perfecto. Se dice que esta forma es la forma más armónica.
-    Rostro redondo: suele formar una circunferencia en la que las mejillas, la frente y la barbilla son voluminosas y no se encuentran apenas ángulos.
-    Rostro alargado: la longitud vertical es mayor que la anchura del rostro. La barbilla suele ser estrecha y los huesos de la frente y los pómulos están a la misma altura.
-    Rostro diamante: se caracteriza por unos pómulos prominentes y una frente y barbilla estrechas.
-    Rostro triangular: la forma del rostro se va ensanchando a medida que baja desde la frente a la mandíbula, que es prominente.

Una vez que tenemos claro las características de los distintos tipos de rostros, vamos a continuar explicando cuales son las gafas que más se adaptan a dichos rostros, para así sacar el máximo partido, no solo a tu rostro sino también a tus gafas favoritas.

-    Rostro cuadrado: una de las mejores apuestas es usar gafas muy redondas u ovaladas para así contrarrestar las líneas rectas del rostro.

Chica embarazada con un móvil


-    Rostro ovalado:
como hemos dicho anteriormente, este tipo de rostro es el más armónico, de manera que casi cualquier tipo de gafas te va a sentar genial. Se debe de tener en cuenta que a pesar de que casi todas las gafas encajen en tu rostro, hay que tener en cuenta el tamaño tanto de las gafas como de tu rostro, para que dicha armonía siga existiendo.

Chica embarazada con un móvil


-    Rostro redondo:
para contrarrestar la redondez del rostro las mejores gafas que se pueden usar son las cuadradas o rectangulares.

Chica embarazada con un móvil


-    Rostro alargado:
el objetivo principal es armonizar las facciones y acortar visualmente la distancia entre la frente y la barbilla, para ello, apuesta por unas gafas cate ye de montura fina, ¡te quedarán geniales!

Chica embarazada con un móvil


-    Rostro diamante:
para este tipo de rostro, las gafas que más se van a adaptar a ti son las gafas con montura ascendentes (tipo cate ye) pero redondeadas y con las lentes redondas.

Chica embarazada con un móvil


-    Rostro triángulo:
lo más recomendable para este rostro es usar gafas con monturas ascendentes, así se equilibrarán las facciones de tu rostro. También quedan muy bien el modelo aviador.

Chica embarazada con un móvil


Igualmente, tengas el tipo de rostro que tengas, utiliza las gafas que más te gusten que para algo están, ¡para lucirlas!