Existen multitud de deportes, al igual que existen multitud de gafas de sol, pero no todas las gafas son aptas para cualquier deporte.
Dependiendo del tipo de deporte que vayamos a practicar necesitaremos unas gafas con unas características u otras.

Ciclismo
El ciclismo se conoce como una actividad deportiva muy exigente, ya que requiere mucho sacrificio, esfuerzo y lucha constante contra el agotamiento, las condiciones meteorológicas, las rutas y las posibles lesiones.
Por ello, se recomienda que si vamos a comprar unas gafas de sol para cuando vayamos a practicar ciclismo, tengan las siguientes características:

-    Cristal polarizado que elimina los reflejos del asfalto.
-    El color del cristal que sea gris, ya que respeta la percepción del color.
-    Cristal fotocromático que se adapta a diversas condiciones de luminosidad.
-    Banda antisudor.
-    Cristal irrompible a prueba de impactos (Cristal Protect)
-    Cristal antivaho.
-    Ventilación lateral.
-    Sujeción trasera.

Todos estos tipos de cristales y complementos harán que disfrutes en mayor medida del ciclismo, sin ningún tipo de preocupación como que hace mucho sol, o que estamos en una ruta con grandes pendientes o rocas y se nos pueden caer las gafas y romperse. Aumenta tu rendimiento, protege tu salud visual.


Running
El running es otro deporte muy exigente, que, en algunas ocasiones, hace que el verdadero desafío sea contra ti mismo. Todos los corredores tienen como meta principal autosuperarse día a día, kilómetro a kilómetro, sin preocuparse de las condiciones meteorológicas o de los caminos que recorran. Por ello, y para facilitar el esfuerzo que hacen, también podemos encontrar gafas de sol adaptadas a este tipo de deporte. Se recomiendan que las gafas para el running tengan las siguientes características:

-    Lentes polarizadas que eliminen los reflejos del suelo.
-    Lentes fotocromáticas que se vayan oscureciendo y aclarando conforme van cambiando las condiciones de luminosidad.
-    El material con el que está hecho las gafas ha de ser ligero y resistente.
-    Banda contra el sudor.
-    Varillas (patillas) ajustables para aguantar los movimientos de la carrera.
-    Sistema de ventilación.
-    Los cristales que sean de color gris, para respetar la percepción del color.
-    Cristal antirroturas en caso de caídas (Cristal Protect).
-    Varillas antideslizantes.

Gracias a este tipo de gafas, el hacer running no va a ser un problema. Proteger tu vista es igual a disfrutar aún más de tus entrenamientos.


Golf
En el golf es indispensable llevar puestas unas gafas de sol aptas para este deporte ya que se está durante varias horas al aire libre. Influyen diversos aspectos a la hora de escoger las gafas, pero los principales pueden ser condiciones meteorológicas diversas y una gran exposición al sol cuya luz cambia constantemente ya que, con la mirada, debemos de seguir la pelota.
Por todo ello, es recomendable que las gafas de sol que vayamos a escoger para practicas golf tengan las siguientes características:

-    Cristales de coloración marrón para mejorar la profundidad de campo.
-    Montura panorámica
-    Lentes fotocromáticas.
-    Monturas y varillas adaptadas a las viseras y gorras.
-    Cristales polarizados que eviten los deslumbramientos y los reflejos.
-    Banda de sudor.
-    Sistemas de ventilación.
-    Sistema de agarre trasero.

Pensar, antes de nada, que, en el golf, la vista es un punto clave y muy importante, ya que hay que calcular visualmente la distancia, la velocidad y la fuerza, y todo esto, seguido del movimiento del palo y el trayecto de la pelota.


Así que, si quieres mejorar en el deporte que practicas, mejora también tu equipación, siempre teniendo en cuenta, que la vista es uno de los puntos más importantes en cualquier deporte.