Las lentillas cosméticas son las que se utilizan para cambiar la apariencia de nuestros ojos, por ejemplo para darle una apariencia de ojos de gato, vampiro, zombie o cualquier otro estilo apropiado para un determinado disfraz.

 

Estas lentillas no son lentes correctoras, por lo que, las personas las toman como un complemento más y las adquieren en tiendas de disfraces o en cualquier bazar cerca de casa. Esto puede ser un gran problema, ya que este tipo de lentes en estos establecemientos, suelen ser productos baratos que no cumplen los requisitos sanitarios y pueden dar lugar a problemas visuales.

 

Problemas visuales como la falta de oxigenación de la córnea, reacciones alérgicas y hasta úlceras corneales debido a la presencia de gérmenes o la mala manipulación de estas lentillas. Para evitar todos estos problemas, lo mejor es comprar lentillas cosméticas en ópticas donde un especialista pueda asesorarnos a utilizarlas, ya que no todas las personas pueden utilizar lentillas.

 

 

El procedimiento para utilizar lentillas cosméticas es el mismo que para las lentillas normales, es recomendable lavarse y secarse bien las manos antes de manipularlas. También tenemos que manterlas limpias y en sus líquidos de mantenimiento para una buena conservación.