Ya llevamos muchos años en donde utilizar gafas de vista no sólo es algo necesario para aquellas personas que no ven correctamente, sino que muchas personas las prefieren a las lentillas, ya que les proporciona un aspecto más "chic" y "creativo" que en caso de usar lentillas. Otras personas, por el contrario, prefieren las lentillas por la comodidad.

Tiene que haber de todo en este mundo, eso es comprensible, pero dejando a un lado la parte estética, ¿qué es mejor utilizar lentillas o gafas graduadas?

- Las lentes de contacto proporcionan un campo visual total, ya que su colocación no interfiere en la visión. La persona que lleva puestas las lentes de contacto perciben los objetos con un tamaño similar al original. Se recomienda que se usen lentillas de contacto a personas con anisometropía, es decir, que tienen una graduación distinta en cada ojo.

- Cuando utilizamos gafas no siempre miramos por el centro del cristal, por el contrario, al usar lentillas, siempre miramos por el centro de la misma, ya que al moverse el ojo las lentes de contacto se desplazan al mismo tiempo que el ojo, de manera que siempre se mira por el centro.

- A favor de las gafas de vista, si durante un día estamos mucho tiempo fuera, de un lado para otro, podemos quitarnos y ponernos las gafas sin ningún tipo de complicación, en cambio, usando las lentes de contacto, el ojo, conforme va pasando el día se van secando, de manera que hay que ir aplicando cada cierto tiempo lagrimas artificiales, ya que podemos sufrir de visión borrosa, ardor, picazón, sensibilidad a la luz entre otros síntomas. También hay que añadir que es mucho más fácil quitar y poner las gafas de vista que las lentes de contacto.

- No es recomendable exponer las lentes de contacto durante mucho tiempo a los rayos solares.

- Algunas personas usan lentes de contacto para modificar o cambiar el color de los ojos.


Como conclusión, podemos sacar que realmente ni las lentillas son mejores que las gafas, ni las gafas mejores que las lentillas, simplemente cada una tiene unas ventajas u otras, de manera que ya dependiendo de la graduación de vista que tenga la persona, sus gustos y preferencias, elegirá entre una u otra.

Recordar, antes de tomar cualquier decisión por cuenta propia, consultar primero con un especialista, tu visión está en juego.