Existen una serie de pautas para tener una mejor higiene visual cuando miramos a una pantalla, ya sea la del cine, el ordenador, el teléfono móvil, la televisión o el tablet. Para cuidar la vista se recomienda tener en cuenta los siguientes consejos:

 

- Vigila la distancia: cuanto más cerca estemos de la pantalla más esfuerzo tiene que hacer el ojo para enfocar correctamente el texto. La distancia ideal son 40 o 50 centímetros. Ajustar la resolución y el tamaño en los mismos es una buena idea. Cuanto más lejos menos calor y radiación de la pantalla llega.

- Ten iluminación ambiental: cuando hay buena iluminación la pupila no está tan dilatada y en esas condiciones el músculo ciliar no hace tanto esfuerzo para acomodar el ojo. Es especialmente recomendable evitar ver la pantalla de un teléfono con la habitación totalmente a oscuras.

- Parpadea: toma descansos de cinco minutos cada cierto tiempo para humedecer el ojo.

- Ajusta el brillo de la pantalla: bajar mucho el brillo de la pantalla es un error, porque con tan poco brillo el ojo hace mucho más esfuerzo del que debería, provocando la fatiga. Y lo mismo al revés, con pantallas sobreiluminadas.