Seguro que en alguna ocasión has sentido como un pequeño “temblor” en el párpado que te ha hecho preguntar si es algo normal o no.

Normalmente, dicho “temblor” se siente en un solo ojo, y suele ser de forma incontrolada, pero sin que se llegue a cerrarse completamente el ojo.

La sensación que percibimos cuando aparecen estos “temblores” es un gran movimiento intermitente en los párpados, pudiendo llegar a ser molestos cuando se producen con cierta frecuencia.

Aquellas personas que no pueden ver, también tienen estos movimientos del párpado, pero no los notas.

Por norma general, la causa de estos temblores son las contracciones involuntarias de ciertas fibras del músculo orbicular del párpado, normalmente siendo el más afectado el párpado inferior, aunque también puede ser el superior.

Causas de los temblores en el párpado.

-    Estrés y/o ansiedad: si últimamente has estado estresado o no has descansado lo suficiente es posible que aparezcan temblores en el párpado.
-    Sequedad ocular: en caso de sufrir de sequedad ocular, es posible que se irrite la córnea y/o la conjuntiva y llegue a provocar un reflejo de falso parpadeo involuntario.
-    Consumo excesivo de cafeína u excitantes.
-    Fatiga: al igual que el estrés o la ansiedad, si notamos que estamos cansados o hemos trabajado en exceso, es muy posible que aparezcan movimientos involuntarios del párpado, por ello recomendamos que no tomemos un respiro, descansemos y nos relajemos.
-    Falta de sueño: Si llevas varias noches sin dormir o sin descansar correctamente, también puede ser que puedas sufrir temblores en el párpado.
-    Pasar mucho tiempo mirar una pantalla de ordenador, televisión, smartphone o tablet.
-    Trastornos del sistema nervioso.

Por norma general no nos debemos de preocupar por dicho movimiento involuntario del párpado, pero si se cumplen algunas de los siguientes casos es recomendable que vaya a su oftalmólogo.

-    Si las contracciones provocan un cierre completo de los párpados.
-    Si aparecen al mismo tiempo en ambos ojos.
-    Si provocan ciertas alteraciones o modificaciones en la visión.
-    Si afecta a otra parte del cuerpo o zona de la cara.
-    Si se paraliza la zona de alrededor del dicho párpado.
-    Si ocurre tras tomar determinados medicamentos, suplementos o preparados a base de hierbas.