Ya comienza en nuevo curso 2016-2017. En algunas provincias ya comenzaron las clases la semana pasada, y en otras aún disfrutan de las vacaciones hasta la semana que viene.

Cuando eres pequeño y empiezas un nuevo curso se suele hacer con mucha ilusión; volver a ver a tus antiguos compañeros, libros nuevos, material escolar nuevo, profesores nuevos, en términos generales, casi todo es nuevo.

Como es normal, todos los padres se preocupan de que a sus hijos les vaya bien en el colegio, se relacionen correctamente y aprueben todas las asignaturas, ya que, al fin y al cabo, es el principio del futuro de su pequeño.
Dentro de este aspecto, algo que tenemos que tener muy en cuenta es que para que nuestro hijo preste atención en clase y no se distraiga con facilidad debemos de comprobar y preguntarle si ve correctamente. Este suele ser uno de los primeros motivos de falta de atención y bajo rendimiento escolar, y realmente tiene una fácil solución, usar gafas.

Algunos niños pueden llegar a tener problemas de enfoque, otros dificultades para usar ambos ojos al mismo tiempo y otros dificultades para controlar los movimientos de los ojos, llegando a afectar, por ejemplo, en la visualización de la pizarra, el estudio, escribir o leer, viéndose afectado bajando el rendimiento escolar si no se trata a tiempo.

Por todo ello, y para que tu niño/a empiece con buen pie el nuevo curso escolar, estamos llevando a cabo la promoción “la vuelta al cole” en Optiver Ópticos.
En primer lugar, trae a tu hijo a que le hagamos una revisión ocular y comprobar si ve correctamente. A partir de los resultados, deberá o no ponerse gafas de vista.

En caso de necesitar gafas, aprovecha el comienzo del nuevo curso y la promoción de septiembre que estamos llevando a cabo, y llévate las gafas que más le guste a tu hijo/a, disponemos de una amplia gama de gafas infantiles muy resistentes, con distintas formas, de distintas marcas y con precios muy atractivos.
Y si vienes durante este mes a comprar las gafas para tu pequeño, te llevas un regalo gratis, ¡pregunta por él!